jueves, 30 de diciembre de 2010

Las listas de 2010

Se acerca inexorable el final de 2010 y es momento de mirar atrás, pensar qué ha sido lo mejor que nos ha dejado el año, y por supuesto, hacer las listas correspondientes.

En lo que a música respecta, todos los medios especializados y generalistas se lanzan a componer su propio ranking, en un ejercicio que de manera inevitable lleva a mirar de reojo lo que hará el vecino. Este frenesí de fin de año es la sal de la vida para muchos, pero a otros como a Diego Manrique (no precisamente un recién llegado) les pone un poco nerviosos. En un memorable artículo para El País, Manrique propone una receta infalible para hacer la "lista perfecta", con grandes dosis de malicia:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/hacer/lista/perfecta/elpepicul/20101220elpepicul_3/Tes

Como ejercicio, veamos qué tal se ajusta a este perverso y divertido decálogo la lista por antonomasia del periodismo musical en España: la lista anual de Rockdelux.

- 1º La primera en la frente. Beach House, nº 2 según RDL. Acertó, señor Manrique.
- 2º El verdadero triunfador. Kanye West, nº 1 según RDL (y el 90% de los medios musicales del hemisferio norte).
- 3º El solista ambicioso. Erykah Badu, nº 13 según RDL. Joanna Newsom es el nº 16: casi acierta, señor Manrique.
- 4º El drama personal. John Grant, nº 10 según RDL. Según parece este autor estuvo a punto de abandonar la música. Edwyn Collins finalmente se fue al nº 41, aunque sin duda su drama es mucho mayor que el de John Grant; el Editorial de la revista va dedicado a él.
- 5º El veterano indestructible. Neil Young, nº 33 según RDL. ¡Está usted que se sale señor Manrique!
- 6º El noble experimento. Gil Scott-Heron, nº 19 según RDL. Otro acierto para el caballero.
- 7º Negro sobre negro. Big Boi, nº 5 según RDL. Rockdelux no parece coincidir con Manrique en eso de que "el hip-hop lleva una temporada de ensimismamiento". Janelle Monáe es el nº 15 según RDL, así que mini punto y punto para don Diego.
- 8 Exijo mi medalla. Desierto: todos los artistas incluidos en la lista RDL podrían aparecer en los 40 Principales.
- 9º El producto nacional. RDL tiene lista propia para esto: el nº 1 ha sido El Guincho.
- 10º El detalle populista. Lo más parecido sería Gorillaz, nº 9 según RDL.

Bueno, el experimento no ha salido redondo del todo, y además las categorías propuestas por Diego Manrique no son excluyentes entre sí, pero bueno, ha sido divertido. Dejo como ejercicio a los lectores hacer lo mismo con la lista de Pitchfork.

¿Y qué pasa con la lista de Metterling con lo mejor del 2010? Lo cierto es que este año no hemos hecho los deberes y aún estamos intentando ponernos al día. Sí tenemos claro lo siguiente:

- El tercer disco de LCD Soundsystem es bueno, muy bueno, pero... ¡ay!, la sombra de "LCD Soundsystem" es alargada y casi todo palidece ante ese precedente descomunal.
- El tema "Odessa" de Caribou es una delicia.
- La mejor película del año es "Toy Story 3", lo que la coloca como clara candidata a mejor trilogía de la historia del cine. ¿Acaso las tres entregas de El Padrino o Star Wars son obras maestras? ¿Acaso sale Totoro en alguna de ellas como invitado especial?
- La reedición de "Tabula Rasa" de Arvo Pärt en forma libro, con abundante material que incluye los facsímiles de las partituras originales de algunas composiciones, solamente deja constancia de la categoría de clásicos indiscutibles que ya tienen piezas como la titular, "Fratres" y "Cantus in memoriam Benjamin Britten".
- Admirábamos a Enrique Morente, le seguimos admirando, y le admiraremos mientras tengamos memoria.

2010 ha sido también el año en que hemos descubierto las "listas listas" de Cristian Castro. Desde el desconocimiento inicial, algunas de ellas resultaban curiosas, sorprendentes, como las de mejores libros sobre astrofísica y mejores obras de música sacra contemporánea. Otras ya ponían las cartas boca arriba, y ahí la descarada agenda del autor rebajaba considerablemente el ingenio de los comentarios o lo insólito de las selecciones: un ejemplo palmario de esto es la lista sobre las mejores películas de derechas. Tras examinar mentalmente el hilo conductor que guiaba a estas listas, nos queda la misma sensación de repulsión morbosa que nos causó en el pasado la película "Martyrs" o la serie de TV "Sin tetas no hay paraíso".

martes, 4 de mayo de 2010

Totoro! Totoro!

Mis películas preferidas de Hayao Miyazaki
o1 El viaje de Chihiro
02 Mi vecino Totoro
03 La princesa Mononoke
04 El castillo en el cielo
05 El castillo ambulante

Totoro! Totoro! Las vacaciones de primavera están a punto de terminar y el gigantesco Totoro de peluche que custodia la entrada del Museo Ghibli de Mitaka es objeto de los gritos y las miradas embobadas de los niños que, en grupo o de la mano de sus padres, se disponen a traspasar el umbral de otro mundo. Otros tres niños de 33 años han llegado de España por el mismo motivo: dejarse envolver por la magia de las películas y personajes del Estudio Ghibli y el incomparable Miyazaki.

Mi historia personal con Miyazaki empieza, como la de casi cualquiera de mi generación, con Heidi y Marco. Luego vinieron las aventuras de Sherlock Holmes, una de mis series favoritas de los 80 - esas persecuciones a ritmo endiablado son inolvidables. Después un hiato de algunos años, hasta el descubrimiento de las películas con la impresionante Mononoke. Desde entonces soy fiel seguidor de Miyazaki y su estudio, responsables de la mejor animación de los últimos 30 años (y que me perdonen los de Pixar).
* * *
Coincidiendo en el tiempo con esta visita inolvidable al Museo Ghibli, Manuel Robles, responsable del Studio Ghibli Weblog (http://ackman.lacoctelera.net/) ha publicado la primera parte de su antología sobre el estudio en formato libro. Muy recomendable tanto para los ya aficionados como para los no iniciados. ¿Preparados para no salir de vuestro asombro?
* * *
Como recuerdo dejo algunas fotografías (con lo que me salto a la torera mi intención inicial de tener un blog exclusivamente escrito, pero la ocasión lo merece).
Y por último, una amarga queja: La norma que limita el uso y disfrute del gato-bus de peluche a los niños menores de 12 años me parece totalmente injusta.




























jueves, 4 de febrero de 2010

Ruido vs. Silencio

Las mejores obras de Arvo Pärt
01 Cantus in memoriam Benjamin Britten
02 Passio
03 Miserere
04 Tabula Rasa
05 De Profundis

Seix Barral publicó en 2009 el libro "El ruido eterno" del crítico musical estadounidense Alex Ross. No ha sido hasta hace una semana que he empezado a leerlo, con la dilación y mesura del que gusta de paladear los manjares exquisitos. La música "clásica" del siglo XX siempre me ha interesado, pero este libro pone las cosas en una perspectiva que multiplica los efectos de música ya escuchada y abre la mente a la búsqueda de lo desconocido. Stravinski, Debussy, Messiaen, Ligeti, Reich y Pärt ya me habían ganado para su causa, ahora vuelvo a mirar con renovado interés a autores como Shostakovich, Sibelius, Cage y Weill. La página web que complementa al libro, http://www.therestisnoise.com/, incluye enlaces a material sonoro que ayuda a poner el texto en un marco de referencia musical, que es de lo que se trata.

Mi agradecimiento eterno a Alex Ross por este libro imprescindible (el acuerdo sobre este epíteto es unánime).

Si hay un autor "clásico" que cuente con un envidiable seguimiento por parte del público es sin duda el estonio Arvo Pärt, que ya superada con creces su octava década de vida sigue componiendo. "El ruido eterno" dedica algunas páginas a este compositor, al que llevo siguiendo desde hace bastante tiempo.

La cosa comenzó, como siempre en mi caso, con un par de experimentos de riesgo calculado: un "the best of" en el sello EMI y la "Tabula Rasa" de Naxos, ambos en precio económico. El primero de ellos contiene el "Cantus" en memoria de Britten, que inmediatamente llamó mi atención y que justamente ocupa el primer lugar de mi lista de obras predilectas de Pärt. He escuchado varias interpretaciones que consiguen diversos grados de éxito a la hora de plasmar los dos hallazgos más representativos de la obra: la sucesiva ralentización del motivo inicial, que cerca del final alcanza una intensidad que pone los pelos de punta; y el tañer inaudible de la campaña de la conclusión, que más que oírse debe sentirse.

Ya convencido, mi siguiente paso fue el "Miserere", y un poco más adelante la "Passio". La adquisición de la interpretación de esta última obra por parte de The Hilliard Ensemble para ECM coincidió con la inolvidable oportunidad que tuve de presenciar un concierto de este prestigioso conjunto vocal durante el festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza de 2009. Esta concatenación de eventos me ha llevado a un estudio más detallado de la obra de Pärt, que aún estoy lejos de completar. Los resultados, cómo no, tendrán su lista de Metterling correspondiente.

Un último apunte: algún amable lector se preguntará cómo el estilo profundamente religioso de Pärt es acogido con tal fervor por un ateo como el que esto escribe. Bien, no creo que la condición de ateo le niegue a nadie la posibilidad de apreciar la pintura de El Greco, la poesía de san Juan de la Cruz, la música de Bach o la arquitectura religiosa (de Angkor Vat a las catedrales góticas), y creo que con esto hay poco más que añadir.

Mejores discos de la década 2000-2009

(en construcción)

1 Animal Collective: Merriweather Post Pavillion
2 Portishead: Third
3 LCD Soundsystem: LCD Soundsystem
4 Bjork: Vespertine
5 Plastikman: Closer
6 The Avalanches: Since I Left You
7 MIA: Kala
8 Primal Scream: XTRMNTR
9 múm: Finally We Are No One
10 Burial: Untrue
11 Sunn 0))): Monoliths & Dimensions
12 Junior Boys: So This Is Goodbye
13 Boards Of Canada: Geogaddi
14 Herbert: Bodily Functions
15 Goldfrapp: Felt Mountain
16 Radiohead: Kid A
17 Broadcast: The Noise Made By People
18 Grizzly Bear: Veckatimest
19 Fennesz: Endless Summer
20 Lindstrom: Wherever you go I go
21 The Streets: Original Pirate Material
22 Luomo: Vocalcity
23 The xx: The xx
24 Maps: We can create
25 Fever Ray: Fever Ray
26 MGMT: Oracular Spectacular
27 Villalobos: Alcachofa
28 Panda Bear: Person Pitch
29 Four Tet: Rounds
30 Isolee: Rest

Comparando (4)

Como no podía ser menos, la revista Rolling Stone también ha publicado sus listas con lo mejor de la década 2000-2009. Aunque los criterios musicales de esta publicación tienen pocos puntos en común con mis preferencias, lo cierto es que la lista de mejores canciones de la década tiene varias coincidencias con la lista de Metterling correspondiente:

Gnarls Barkley - Crazy
Beyoncé - Crazy in love
MGMT - Time to pretend
Missy Elliott - Get ur freak on
Franz Ferdinand - Take me out

Y con otras canciones aparecen también:

MIA
The Strokes
Kanye West
Coldplay
LCD Soundsystem

viernes, 8 de enero de 2010

Comparando (3)

La web www.pitchfork.com ha publicado sus listas de lo mejor de la década de los 2000s. El compendio de las mejores canciones de la década abarca nada menos que 500 temas.

De entre las 50 mejores canciones de los 2000s según el criterio de Pitchfork, las siguientes aparecieron también en la lista de Metterling correspondiente:

Beyoncé "Crazy in Love"
Missy Elliott "Get Ur Freak On"
Animal Collective "My Girls"
Gnarls Barkley "Crazy"
Hercules and Love Affair "Blind"
Hot Chip "Boy From School"
The Avalanches "Since I Left You"
Franz Ferdinand "Take Me Out"

Aparte, entre las 50 primeras posiciones aparecen artistas también representados en la lista de Metterling pero con distintas canciones:

LCD Soundsystem "All My Friends", "Someone Great", "Losing My Edge"
M.I.A. "Paper Planes", "Galang"
Sigur Rós "Svefn-G-Englar"
Burial "Archangel"

miércoles, 6 de enero de 2010

Lo mejor de 2009

El año que acaba de terminar nos ha deparado una cosecha de música y cine de alto nivel.

En lo musical, ha sido sin duda el año de Animal Collective, aupados por la crítica a los puestos más altos de lo mejor del año y de la década. Abrieron 2009 con un LP que hermanaba las armonías vocales de Beach Boys con los métodos compositivos del techno minimal, y lo cerraron con un EP que demuestra que tienen mucho que decir en la década de los 2010s. En similares parámetros se mueve el cuarteto Grizzly Bear, otro de los triunfadores del año.

Ha sido también el año del pop electrónico hecho por mujeres (Fever Ray, La Roux, Telepathe...), y del advenimiento de la obra definitiva del doom metal, el "Monoliths & Dimensions" de Sunn (O))), que amalgama las más diversas tendencias experimentales y hermana el metal más extremo basado en el drone con el jazz y la música contemporánea más avanzados.

En cuanto al cine, en el año de "Crepúsculo" y "Millennium", una obra maestra como "Déjame entrar" aúna el cine de vampiros con la frialdad y estilización de la escuela nórdica en un hito moderno del género fantástico. Mientras, Tarantino sigue a lo suyo y entrega una versión muy personal del cine bélico, y que supone, una vez más, un triunfo absoluto. Y el cine de animación demuestra que la emoción y la imaginación valen más que la pirotecnia.

Mejores discos de 2009
1. Merriweather Post Pavilion, de Animal Collective
2. Monoliths & Dimensions, de Sunn (O)))
3. The xx, de The xx
4. Fever Ray, de Fever Ray
5. Veckatimest, de Grizzly Bear

Mejores canciones de 2009
1. Big Church, de Sunn (O)))
2. My Girls, de Animal Collective
3. Two Weeks, de Grizzly Bear
4. Surf Solar, de Fuck Buttons
5. In for the Kill, the La Roux

Mejores películas de 2009
1. Déjame entrar, de Tomas Alfredson
2. Malditos bastardos, de Quentin Tarantino
3. Up, de Pete Docter y Bob Peterson
4. Los mundos de Coraline, de Henry Selick
5. Ponyo en el acantilado, de Hayao Miyazaki

2009: Una cosecha excelente.

MMDCLXVI

Mis obras literarias latinoamericanas preferidas
1. Ficciones, de Jorge Luis Borges
2. La invención de Morel, de Alfredo Bioy Casares
3. Final del juego, de Julio Cortázar
4. 2666, de Roberto Bolaño
5. Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez

Considerada justamente como una de las mejores (si no la mejor) novelas de la última década, y no solamente en el ámbito de la lengua española, "2666" del chileno Roberto Bolaño me ha deparado una experiencia literaria de primer orden, una prolongada descarga de inmenso rango dinámico que oscila sin solución de continuidad entre la bizantina disquisición intelectual y la dramática descripción del horror absoluto.

Puede por tanto resultar chocante que de entre todos los hallazgos de mérito de la obra me disponga a mencionar una fractura, de poca entidad, que quizás el autor añadió a sabiendas, que quizás no es fractura ni es nada. En cualquier caso es algo que provocó una asociación inmediata con otras lecturas anteriores, y que de manera inesperada volvió sobre la propia novela como un boomerang.

En la página 92 de "2666" (en lo que sigue, me referiré siempre a la edición correspondiente a la Colección Compactos de la Editorial Anagrama en su tercera edición) se dice lo siguiente: "...y sólo sus dedos, alargados como los de una araña...". ¿Cómo? ¿Los dedos de una araña? La lectura de este fragmento me recordó de inmediato algo que había leído años antes. Me refiero al libro "El superhombre de masas" de Umberto Eco. En el capítulo dedicado a glosar el ascenso y decadencia del superhombre en la novela popular, y más concretamente en el apartado en que describe los memorables excesos de Ponson du Terrail y su criatura Rocambole, Eco menciona una de las frases más justamente famosas de este inefable literato: "tenía las manos frías como las de una serpiente". ¿Cómo? ¿Manos de serpiente?

En ambos casos, por supuesto, se entiende lo que quiere decir el autor, pero eso es lo de menos.

Mucho más adelante, en la página 1055, ya cerca del final de "2666", se repasan algunos gazapos (lapsus calami) literarios también justamente famosos, entre ellos el siguiente: "Tenía la mano fría como la de una serpiente", evidentemente del mismo Ponson du Terrail, anque ahora en singular. (Quien quiera conocer el resto de meteduras de pata, iguales de buenas o mejores que ésta, tendrán que leer la novela).

Así pues, de la manera más inesperada, volvemos al lugar del crimen (y perdonenme por usar la palabra crimen al hablar de esta novela). El caso es que este efecto boomerang me hizo replantearme si realmente lo de los "dedos como los de una araña" había sido un lapsus, o en cambio fue algo deliberado... o nada de eso.

Leo en un libro de medicina que la aracnodactilia o "dedo de araña" es la característica de aquellos que poseen dedos largos y finos en las manos. Como mucho se puede alegar entonces que Bolaño no usó una expresión del todo correcta ("dedos como los de una araña" no es lo mismo que "dedos de araña"), pero por mi parte queda libre de toda sospecha.

Quien lea esto se preguntará a qué ha venido por tanto esta parrafada. Se me ocurren los siguiente motivos:
- Mostrar un ejemplo de los mecanismos extraños que hacen que las obras literarias se cominiquen entre sí.
- Mostrar cómo los vínculos que se establecen entre los libros pueden cerrar el círculo de la manera más inopinada.
- Mostrar que el entrañable Ponson du Terrail era un tipo de cuidado.
- Mostrar que antes de consolidar un juicio o hacerlo público es necesario sopesarlo mucho y documentarse todo lo posible.
- Y por último, rendir homenaje a una novela inacabable (cerrar todas las tramas que deja abiertas hubiera necesitado una, dos, infinitas novelas de la misma dimensión) y a su autor, al que seguiremos llorando y admirando en la misma medida mientras nos queden fuerzas.